La negociación es un medio de resolución de conflictos cuando las partes desean mantener o continuar la relación de intercambio. La negociación existe porque existe un conflicto, de forma que las partes pretenden resolverlo de forma que la solución negociada sea satisfactoria para ambos. Los elementos que definen a la negociación son:
– Relación de interdependencia entre las partes.
– Es una relación motivacionalmente contradictoria. Las personas y organizaciones tienen intereses contrapuestos que es difícil conjugar. La dicotomía entre la satisfacción de los propios intereses y la realización de concesiones hace que la negociación sea una situación social compleja.
– El conflicto y la negociación están mediatizados por las relaciones de poder.

Características del Poder

  1. El poder es relacional. Cuando hablamos de poder no lo hacemos en general, sino en relación al poder que algunas personas, grupos o instituciones tienen con respecto a otras y en determinadas situaciones. El poder de cada uno de los elementos en disputa puede crecer o decrecer a lo largo de la interacción negociadora.
  2. Surge de la dependencia de recursos. A necesita algo de B y viceversa. La dependencia de recursos es la base de la relación
    social, de forma que la escasez de recursos origina la competición entre aquellos que necesitan dichos recursos y la
    asignación desigual de los mismos crea la necesidad de intercambio.
  3. El poder implica libertad para tomar decisiones. Un cierto equilibrio de poder es necesario para que se produzca la negociación. Si una de las absoluto sobre otra, lo que suele ocurrir es la imposición de las aspiraciones propias. El poder es un potencial, de forma que puede existir sin que se utilice. Podemos hablar de dos tipos básicos de negociación: distributiva e integrativa. En la negociación distributiva los resultados de las partes se hallan inversamente relacionados, de forma que si una de las partes gana, la otra pierde. También se denomina “de pastel fijo” porque si dividimos un pastel en diez partes si uno se lleva siete, al otro le quedan solo tres partes. Este tipo de negociación suele aparecer cuando se tratan aspectos cuantificables (salario) o dicotómicos (promoción – no promoción). Lógicamente los resultados de esta negociación son negativos, ya que el conflicto de intereses es evidente y los costos son elevados.

En la negociación integrativa se persigue que todas las partes puedan salir satisfechas del proceso negociador. El objetivo es la distribución óptima de los recursos. Se suele dar este tipo de negociación en aspectos no cuantificables, como las relaciones interpersonales, el clima laboral. También se denomina de “pastel variable”.

Fases de la negociación

Podemos identificar cinco fases en la negociación: preparación, antagonismo, marco común, propuestas (soluciones) y cierre. Preparación:
Para preparar correctamente una negociación las partes deberán planificar los siguientes aspectos:

  • Determinar la naturaleza conflictiva en la que se encuentran, es decir, hacer un diagnóstico previo.
  • Determinar sus propias metas y objetivos, en dos términos: nivel de aspiraciones máximo (el punto más favorable) y zona de resistencia (hasta donde estoy dispuesto a ceder).
  • Establecer una lista de posibles concesiones a la otra parte y su ponderación.
  • Desarrollar un plan estratégico-táctico.
  • Salva la imagen del negociador ante aquellos a quienes represente.
  • Ayuda a clarificar las metas y prioridades propias.
  • Se tantea hasta qué punto se puede forzar a la otra parte a realizar concesiones.
  • Se demuestra firmeza con respecto a los propios objetivos.
  • Se explicitan las divergencias existentes.

Aceptación del marco común

Existe un momento en el que las partes deben dilucidar si adoptan una postura competitiva, de colaboración o de cesión unilateral. Dado que la meta de ambas partes es la de lograr un acuerdo, se pueden acercar posiciones siempre que se perciban señales de reciprocidad por parte de los elementos en conflicto.

Presentación de alternativas

En esta fase se materializan las ofertas y contraofertas a la otra parte, hasta que se acercan posiciones que permiten el acuerdo definitivo.

Cierre

Una vez acercadas las posiciones, y expuestos los acuerdos alcanzados, se da por concluida la negociación.

Contacte con su equipo

Algunos de sus clientes